miércoles, 10 de febrero de 2021

Salud psicológica + Inmigración + Covid + Mujer

       

               

                        Foto: Chrüzlinger Fäscht (Fiesta de las Naciones) Kreuzlingen (Suiza)

                        * Nota: al final del artículo encontrarás un enlace sobre este encuentro. 


Hace un tiempo que un tema me viene de forma recurrente a mi pensamiento, la combinación entre ser mujer e inmigrante. Son dos variables que si caminan juntas dan un resultado diferente al de ser hombre e inmigrante, sin obviar que median otros factores influyentes en cómo se vive, cómo si siente y la salud psicológica que resulta del hecho de ser persona inmigrante. Una relación que me interesa, especialmente, conocer, estudiar y profundizar en ella, además de llegar en un futuro a la intervención/ayuda, contención, aplicación de recursos de  apoyo psicoemocionales-sociolaborales, en la psicoterapia en programas de afrontamiento/adaptación de posibles duelos asociados al proceso migratorio,  en el fortalecimiento/empoderamiento de estas mujeres,...

Si has sido inmigrante habrás podido comprobar tú sola alguno de estos aspectos, que por otra parte no son excluyentes de esta población, sino asociado en muchos casos a cualquier mujer, en su propio país de origen: los trabajos que realizan en el extranjero son menos cualificados que sus estudios (limpieza, cuidado de personas mayores, de niños, freganchinas...). Su soledad se incrementa al estar al cuidado de los otros, en casa, con menos posibilidades de relación social, y a consecuencia menor probabilidad de potenciar el desarrollo del idioma extranjero (en la comunicación con "los otros" se potencia el refuerzo y aprendizaje de una lengua que no es la materna). Y esa soledad puede conllevar consecuencias a nivel psicológico: tristeza/depresión, sensación de aislamiento, ansiedad por la falta de apoyos sociales, etc. 

Si a todo ésto le sumamos la variable COVID, pandemia, y mayor aislamiento físico/reclutamiento social, menor capacidad de contacto, de oportunidades de expresar emociones, de ver "al otro significativo", de comunicar preocupaciones, de compartir dificultades, y recursos de afrontamientos válidos para uno/a mismo..., ¿qué sucede?. Realmente desconozco si existen ya estudios relevantes sobre esta combinación de factores: ¿cómo afecta el aislamiento social, los períodos de confinamiento, todo lo que conlleva la existencia de esta pandemia, presente a nivel mundial, desde hace ya más de un año, a las mujeres inmigrantes en concreto?, ¿hay diferencias entre hombres y mujeres en el estado psicológico del colectivo de mujeres inmigrantes, cuáles son, qué variables influyen, ...?. Lo que es seguro es que son estudios relevantes se realicen, para poder desarrollar recursos específicos de ayuda, apoyo, y en caso necesario intervención (en los ámbitos que se requieran) a esta población de riesgo. 

Aquí os comparto un artículo del Psiquiatra experto en Salud mental y migración, Joseba Achotegui, que puede ser de vuestro interés, sobre cómo la pandemia está incrementando las dificultades de integración de los inmigrantes 

Pendiente de lectura, en referencia a esta temática, tengo el libro :  "Mujer, inmigrante y trabajadora: la triple discriminación", de Sònia Parello Rubio. Os compartiré sobre él, tras leerlo, proximamente.

Igualmente os traigo a esta entrada del blog, un recurso muy útil, gratuito, que durante un tiempo me ayudó, en mis inicios en Suiza, con una hija pequeña (había también un espacio de juego para niños ya autónomos), a la que podía llevar, y era recibida con cariño por compañeras y profesora (una trabajadora social experta en el trabajo con mujeres inmigrantes, y el aprendizaje del alemán en un entorno de apoyo mutuo entre mujeres de diferentes países). Os lo recomiendo a todas aquellas inmigrantes que quieren aprender alemán,  encontrar compañeras de viaje en su vivencia de inmigración, y que vivan en las cercanías de la ciudad de Kreuzlingen (Suiza), fronteriza a la de Konstanz (Alemania), es el Sprache Kaffee, para el aprendizaje del alemán en un grupo de mujeres: Frauen-Deutsch-Kaffee-Treff.   


__________________________________________________________________________

* Nota: 

Como te decía al inicio de esta entrada, si quieres conocer algo más sobre ese encuentro de naciones que tiene lugar todos los años, a principios de junio, en Kreuzlingen (Suiza, Kanton de Turgovia- Thurgau- en Kreuzlingen, ciudad fronteriza con la alemana Konstanz), entra en este enlace:  Fiesta de la Naciones de Kreuzlingen (Suiza) Es una fiesta que atrae a personas abiertas, con ganas de conocer otras culturas, lenguas, de relacionarse, conocerse y encontrarse con "unos otros diferentes e iguales" para compartir, disfrutar y vivir una convivencia repleta de vivencias enriquecedoras, con personas de muy diversos países, que conviven todos en armonía en esta ciudad suiza. 


7 comentarios:

  1. Gracias Dori, por tu interés en leer este artículo. Me alegro de que te haya gustado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Brava Mar..tutto esatto quello che hai scritto...

    ResponderEliminar
  3. Hola Daiana.
    ¡Entiendo que has sentido empatía por mi parte, que puedo entender desde la experiencia (mía, personal, o compartida por otras mujeres inmigrantes conmigo) la vivencia de ser una mujer inmigrante que ha trabajado en el país de acogida !.
    Es algo que he visto no sólo en Suiza o Alemania, sino también lo veo aquí, ahora, en España, en otras mujeres que viven en mi ciudad, y son ellas en este país, las extranjeras. Algunas de estas mujeres inmigrantes, con formación universitaria, otras con una excelente carrera profesional, y aún así, incluso dominando el español, tienen serias dificultades para encontrar trabajo, o el que encuentran no responde ni a su formación, ni a su larga experiencia profesional. E incluso que deben "permanecer en sus casas", dedicándose exclusivamente al cuidado de la familia, cuándo quisieran mucho más, a nivel personal-profesional, y sienten esa carencia, frustración, todo el malestar psicológico y emocional que ésto les conlleva asociado.
    ¡ Te envío un abrazo, querida Daiana!.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho! has podido sacar una parte de mi gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola Diya.
    Me alegra que este artículo te haya permitido sentir que refleja una parte de ti, quizás de tus vivencias.
    Cada experiencia que vive cada inmigrante tiene matices diferentes, en función de variables personales(que trae en su propia historia personal), culturales (si su cultura se asemeja más o menos a la cultura del país de acogida en el que vive), sociales(incluido de apoyos con los que cuenta en el país de acogida,...), profesionales-laborales(su situación de legalidad-ilegalidad, de posibilidad de trabajar y las características de este empleo, ...), etc. Hay tantos factores influyentes (haberse dejado un hijo en el país de origen, la salud mental de partida de la persona, etc.) que cada historia es muy particular, única. En otras entradas os iré hablando de esta parte, aunque los aspectos teóricos se vislumbran mucho mejor cuándo éstos se plasman en historias personales relatadas, como iremos viendo en los artículos de la pestaña del blog "relatos reales y películas".

    ¡Me alegro de que con esta entrada del blog puedas dejar surgir una parte de tu propia historia!. Gracias a ti por compartir tu sentir en este blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Nota: disculpa, por haber escrito tu nombre erróneamente, Diyaa.

    ResponderEliminar